Jorge Gimeno

El Subsuelo, Al Aire Libre, O El Mendigo (In the original Spanish)

O demasiado sublunar, o demasiado poco.

¡Zas! Yo era un mendigo...

Un ¡zas! es el sublime acontecer.

Sentado en la acera, me apoyo en una mano, con la otra pimplo. Tengo más clase que los dos caballeretes
del Déjeuner sur l’herbe, de Manet.

(A la altura de mi visual, el mundo es ptolomeico. Detenta la belleza de unas pantuflas olvidadas.)


Me miré las manos y repuse: ¡Ajá!...

Se esfumó mi preocupación inhumana y mi humor melancólico.

(Aquí, tirado en la calle, a veces pienso: tiene color de uña vieja el aire de esta salita.)


Antes, cuando era joven, almorzaba una lata de cassoulet, marca Champion.

Ahora un take-away oriental, yo mismo lo aderezo en el suelo con dos salsas de sobre, agridulce y sésamo.

(Vive bien y piensa en el origen del mundo.)


Ese busto taxidermizado que veis estratégico, soy yo.

No soy un filósofo, en absoluto. No paso frío, charlo con colegas.

Los bulevares de París son la mejor eyaculación que he tenido, larga, ancha, espumosa de sol, nubes, cielo gris.

La melena leonada —radiante de smog, perlada de calderilla.


De noche sí que soy pobre. Mi sueño no tiene váter. Para dormir, debo hacerme cucaracha.

Duchas calientes, mercromina fría en las llagas: me gustaría.


La dicción no la he perdido.

Es que no he perdido nada...

Sólo pido un poco de socialismo.

El pato necesita su maíz. Mi hígado es patrimonio nacional.

Ayudadme en mi estilo de vida...

Jorge Gimeno

“El Subsuelo, Al Aire Libre, O El Mendigo” fue publicado en La tierra nos agobia (Pre-Textos, 2011).

First posted on February 6, 2012 6:25 AM